NOTICIAS

Regresar al indice

ACTIVIDADES FAM

Heraldo de Paz y Fraternidad

86 Aniversario luctuoso del Coronel piloto aviador Pablo L. Sidar.

86 Aniversario luctuoso del Coronel piloto aviador Pablo L. Sidar.

La Rotonda de las Personas Ilustres alberga los restos mortuorios de diversos artistas, intelectuales, estadistas y militares que por sus obras hayan contribuido al engrandecimiento de la Nación, por lo que ocupan un lugar privilegiado en la historia de México, por ello el pasado 11 de mayo, personal de la Fuerza Aérea Mexicana se congregó en ese lugar para rendir un homenaje al coronel piloto aviador Pablo L. Sidar, quien con sus hazañas logró elevar el prestigio de la naciente aviación militar mexicana.

El evento del 86 Aniversario luctuoso de ese as de la aviación militar, fue encabezado por el general de división piloto aviador D.E.M.A., Carlos Antonio Rodríguez Munguía, comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, quien estuvo acompañado por el señor Jesús Ricardo Obregón Sidar, nieto del extinto piloto Pablo L. Sidar; el general de ala piloto aviador D.E.M.A., Adelaido de la Sancha Villa, comandante de la Base Aérea Militar No. 1; y el general de grupo piloto aviador D.E.M.A., Carmen Miguel Vázquez Espinoza, comandante del 3/er. Grupo Aéreo, entre otras autoridades. De igual forma asistieron al evento la Asociaciones Mexicana de Veteranos de la Segunda Guerra Mundial, Escuadrón 201, la Asociación de la Escuela Militar de Aviación, la Asociación de Ex alumnos de la Escuela Militar de Aviación, y la Fraternidad de Paracaidistas, Plutarco Albarrán López, entre otras.

Como muestra de respeto hacia el coronel Pablo L. Sidar, la banda de guerra de la Fuerza Aérea Mexicana ejecutó la pieza musical “Lamento”, para luego dar lugar a una ofrenda floral y una guardia de honor, que fue montada por los integrantes del presídium, en tanto la banda de guerra ejecutaba el toque militar de “Silencio”. Descanse en paz este piloto patriota y audaz de la Fuerza Aérea Mexicana.

Digno representante de la aviación militar.

86 Aniversario luctuoso del Coronel piloto aviador Pablo L. Sidar.

Fue el mayor de Fuerza Aérea piloto aviador D.E.M.A., Salvador Santillán Espinoza, quien durante su intervención recordó la trascendencia de la vida de Pablo L. Sidar con las siguientes palabras: “En cada época de la historia han destacado personalidades inquietas, cuyo particular modo de contemplar el mundo, los ha llevado a emprender las hazañas que los colocaron como ejemplo a seguir para las nuevas generaciones y las instituciones, que acogen su testimonio como cimiento de su identidad, ya que el eco de su nombre resuena para siempre, cual sinónimo de grandeza recordó que entre los primeros hombres que navegaron los cielos de nuestro país se encuentra el coronel Pablo L. Sidar, “cuyas cualidades como piloto aviador militar, le permitieron destacar entre sus contemporáneos, ganándose un importante sitio en la biografía de nuestra fuerza armada”.

Recordó también los primeros años de su vida militar: “Digno representante de nuestra aviación militar, el coronel Sidar adquirió gran prestigio y popularidad a principios del siglo XX, como consecuencia de su intensa participación en campaña durante la Revolución Mexicana, y por supuesto, por los notables vuelos de buena voluntad que realizó en centro y Sudamérica como mensajero de Paz y Fraternidad. Su carrera militar comenzó siendo apenas un adolescente, cuando a la edad de 16 años se incorporó al Ejército Constitucionalista como soldado raso, pero con gran prontitud alcanzó la jerarquía de teniente, al haber destacado en diversas campañas contra las tropas usurpadoras huertistas”.

Finalmente, puso de relieve las cualidades que como militar y como mexicano tuvo el piloto homenajeado: “El ejemplo de su dedicación constante por contribuir a la gloria de la aviación militar mexicana, su patriotismo probado en las campañas en las que participó y su voluntad de fortalecer los vínculos con la comunidad de las naciones latinoamericanas, son hechos admirables que a los militares que actualmente portamos el uniforme y las alas de la Fuerza Aérea Mexicana, nos determina a recordar orgullosamente sus hazañas y admirar su ejemplo”.