NOTICIAS

Regresar al indice

ACTIVIDADES EJÉRCITO

La Casa del Infante

20 años de historia del 81/o. Batallón de Infantería y Escuela Militar de Infantería.

La Casa del Infante.

Enmarcado en un mundo globalizado, con la tendiente necesidad de atender las exigencias sociales y educativas, así como los retos de alcanzar el perfeccionamiento tanto humanístico como militar de los elementos de nuestro Instituto Armado, el Alto Mando tuvo a bien crear un escalafón pedagógico dentro del sistema educativo militar, con la incesante tarea de perfeccionar el ejercicio del mando de los oficiales y sargentos de arma del Ejército Mexicano.

Este escalafón pedagógico sería el filtro idóneo de los egresados de los planteles de formación militar, para perfeccionar su don de mando y liderazgo en situaciones reales sobre terreno, menester de los comandantes de pelotón, sección y compañías de Infantería del Ejército Mexicano. Por ello, la Escuela Militar de Infantería, es bien conocida por los hermanos de arma como “La Casa del Infante”.

Antecedentes históricos.

El 16 de marzo de 1996, el 81/o. Batallón de infantería pasó revista de entrada como 81/o. Batallón de Infantería y Escuela Militar de Infantería, en la plaza de Monterrey, Nuevo León, dependiendo del Alto Mando del Ejército y Fuerza Aérea, a través de la Dirección General de Educación Militar y Rectoría de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea en aspectos académicos y de la Dirección General de Infantería en aspectos administrativos.

El 16 de agosto de 1999, el 81/o. Batallón de Infantería y Escuela Militar de Infantería, fue reubicado a la plaza de San Miguel de los Jagüeyes, Estado de México y fue abanderada por última vez, por el Mando Supremo de las Fuerzas Armadas, el 24 de febrero de 2001 en las instalaciones del Campo Militar Marte en la hoy Ciudad de México.

Finalmente, con fecha 16 de abril del 2014, esta unidad-escuela, fue reubicada al Campo Militar No. 1-C en Tlalpan, Ciudad de México, en lo que fueran las instalaciones del 103/oBatallón de Infantería, donde actualmente se ubica.

Misión.

Se encuentra fundamentada en el reglamento de esta unidad-escuela, (artículo 1/o.), que a la letra dice: “capacitar y perfeccionar técnica y tácticamente a los oficiales y clases del Arma de infantería en su especialidad para ejercer el mando de unidades desde nivel pelotón hasta compañía.

Visión.

Continuar siendo una referencia obligada para fortalecer el ejercicio del mando de los oficiales y sargentos del arma de infantería, mediante la aplicación de procedimientos prácticos que permitan alcanzar óptimos niveles en los aspectos técnicos y tácticos.

Integración y apego al arma.
La Casa del Infante.

La visión del plantel se materializa durante los ejercicios tácticos que se desarrollan sobre el terreno ya que el discente se obliga a regirse sobre el precepto esencial de perfeccionar sus cualidades y aptitudes que desarrollaron durante su proceso de formación en la ruta profesional militar, propiamente en la Escuela Militar de Sargentos en los cursos de formación de sargentos segundos y primeros de infantería, y Heroico Colegio Militar durante el curso de formación de oficiales de infantería. Lo anterior para imbuir en el personal en instrucción el espíritu del arma, que le permita una adecuada identificación y desenvolvimiento como combatiente; fomentar la investigación y desarrollo en los aspectos técnico y táctico, constituyéndose en un organismo generador de doctrina del arma; preparando de esta manera al personal en instrucción para desempeñarse como asesor del mando en asuntos de su competencia.

Cursos.

Los cursos que se imparten en este establecimiento de educación militar son los siguientes:

  • Curso Avanzado de Oficiales.
  • Curso Básico de Oficiales.
  • Curso Avanzado de Sargentos.
  • Curso Básico de Sargentos.

Los cursos tienen como objetivo perfeccionar en el ejercicio del mando a los comandantes de compañía, sección y pelotón en operaciones regulares, irregulares y de apoyo interinstitucional de acuerdo a su nivel de mando, de conformidad a la bibliografía correspondiente, conduciéndose dentro del marco de la legalidad y teniendo como premisa la dignidad de las personas, respeto de los derechos humanos, derecho internacional humanitario, equidad de género, así como a las leyes y reglamentos militares.

Planeación y metodología en el proceso enseñanza-aprendizaje.

El aprendizaje que lleva el discente en este plantel es continuación de su preparación profesional militar al egresar de los planteles de formación que antes ya se señalaron, así como de la experiencia profesional militar con que cuenta. Por lo anterior, se considera que el discente ya cuenta con las bases teóricas referente a la táctica del arma y unidades de aprendizaje militares relacionadas, así como de cualidades éticas y valores que le permita evacuar las actividades programadas logrando las competencias establecidas.

Debido a eso, las actividades de enseñanza-aprendizaje se centran en el perfeccionamiento del ejercicio del mando a través de un enfoque operativo, práctico, realista y evaluable con base a la doctrina del subsistema de adiestramiento militar que se logra con los esquemas de instrucción/evaluación.

Dichos instrumentos didácticos, son empleados para calificar la forma en que se conduce las misiones de adiestramiento y son idóneos para guiar metódica y sistemáticamente las actividades de planeo, conducción y ejecución de un adiestramiento realista y su evaluación, consecuentemente, se sujeta a la misma condición.

Definen con precisión “en qué deben” adiestrarse los comandantes del pelotón, sección y compañía, “cómo deben” adiestrarse y “cómo debe” ser evaluada la misión de adiestramiento. Constituyen la mecánica y el método para desarrollar una misión de adiestramiento en particular.

Asimismo, cumplen con los principios didácticos del nuevo modelo educativo basado en competencias, al establecer nuevos métodos de aprendizaje donde el discente desarrolla su secuela de planeo como comandante de su unidad en tiempo real, teniendo una supervisión constante por parte de los evaluadores durante la práctica-ensayo.

Las unidades de aprendizaje se relacionan con operaciones regulares, operaciones irregulares y operaciones de apoyo interinstitucional que se materializan en su ejecución para cumplir con los cuatro pilares de la educación: “Conocer, ser, hacer y convivir”, en misiones de adiestramiento basadas en las tareas institucionales asignadas a las Fuerzas Armadas.

Esto también facilita en el terreno, aplicar los principios de un adiestramiento, práctico y realista, materializando paso a paso la secuela de planeo con base en misiones asignadas.

Cinco fases del curso.

Durante el tiempo que duran los cursos, su ejecución se divide en cinco fases:

Demostración ensayo: Con personal de instructores y de apoyo a la educación, se demuestra la concepción, planeo y ejecución de una operación, con la finalidad de que los discentes perciban las conductas y desempeño que se desea lograr al concluir la misión.

Conducido: Se explica la secuela de planeo, metodología y léxico castrense empleando los esquemas de instrucción/evaluación y el bloque de operaciones a fin de que se materialicen con la ejecución de los instrumentos.

Justificación: Los discentes, justifican la secuela de planeo y conceptos y términos doctrinarios para conocer su grado de dominio cognitivo básico, empleo del esquema de instrucción/evaluación y del bloque de operaciones; si no lo aprueban se regresan al módulo conducido.

Ensayo: Practican con una unidad de su nivel jerárquico la secuela de planeo y conducción de una operación, manifestando cualidades deseables de un líder para cumplir una misión, pudiendo disipar dudas.

Evaluación: Al mando de su respectiva unidad y conforme las conductas/contenido (niveles de desempeño), condiciones de operación y nivel eficiencia (normas/criterios), que expresan los esquemas de instrucción de evaluación, será evaluado en la misión de adiestramiento correspondiente

Aspectos del ejercicio de mando y liderazgo.

La Casa del Infante.

Para complementar la misión y visión del plantel en aspectos de liderazgo, se promueven enfoques prácticos y sencillos de materializar para reforzar los conocimientos en la materia de oficiales y sargentos discentes; en los ejercicios diarios en el terreno, se busca perfeccionar el ejercicio del mando mediante el enfoque operativo, práctico, realista y evaluable con base a la doctrina militar vigente que facilitan los esquemas de instrucción/evaluación.

A través de estos instrumentos didácticos, se inculca al personal a practicar y hacer suyos, procedimientos ideales para administrar y organizar sus recursos humanos, para adoptar acciones que facilite el cumplimiento de la misión táctica ordenada, girando ordenes idóneas a sus inmediatos colaboradores y resto de integrantes de la unidad y sobre todo, para ajustar el dispositivo de combate al ejecutar la maniobra táctica ideal.

Lo anterior, implica cristalizar cualidades de personalidad, temperamento o control emocional y conducta, derivado de sus conocimientos, experiencia, percepciones institucionales y valores militares adquiridos, que se proyectan física y tangiblemente en actitudes de mando y liderazgo idóneas para llevar a buen termino el ejercicio táctico ordenado.

Al egresar, llevan consigo estas actitudes que pondrán en práctica cuando tengan que cumplir con cualquier misión en el marco de las múltiples tareas institucionales asignadas a las Fuerzas Armadas.

Impacto institucional.

Este plantel de educación militar ha contribuido con el Sistema Educativo Militar, en la capacitación de oficiales y tropa del arma de infantería, mismos que, al egresar de sus respectivos cursos de formación, carecen de experiencia táctica sobre terreno abierto en situaciones reales.